Erzgebirge (Montes Metálicos) - un paisaje cultural montano

Los primeros hallazgos de plata, que se hicieron en 1168 en Freiberg, tuvieron una influencia profunda y perdurable en el desarrollo de Erzgebirge (Montes Metálicos). A partir de entonces, llegaron miles de mineros, artesanos, comerciantes y aventureros en busca de trabajo, riqueza y fortuna en la nueva zona minera.

Durante los siguientes siglos, la minería cubrió toda la cordillera y ocasionó la creación de muchos pueblos mineros y aldeas, tanto en Sajonia como en la parte de Bohemia de los Montes Metálicos. Debido a la distribución de los yacimientos, se formaron distintas zonas mineras, espacialmente distinguibles unas de otras.

Además de plata y estaño, se extrajeron y se elaboraron otros minerales tales como arsénico, plomo, hierro, cobalto, níquel, uranio y zinc, así como también las materias primas no metálicas tales como piedra caliza, caolín, arcilla y carbón. A través de los siglos, la minería en Erzgebirge vivió tiempos de progreso y ocaso.

Con el cierre de las minas de uranio y las últimas de estaño en 1990-1991, la minería en Erzgebirge se paralizó completamente.

El aumento de los precios mundiales de materias primas en los últimos tiempos, sin embargo, produjo nuevas exploraciones de yacimientos y la apertura de una primera nueva mina de fluorita y baritina en Oberwiesenthal.

Ya desde el siglo XVIII y, de forma intensificada desde el inicio de la industrialización, en Erzgebirge se desarrollaron, también a partir de la minería,  nuevos sectores comerciales e industriales que hasta hoy definen la estructura económica de la región como una de las cordilleras centrales europeas más densamente pobladas.

La minería fue durante siglos el principal motor para el desarrollo de Erzgebirge a ambos lados de la frontera checo-alemana. Más de 800 años de explotación minera definieron de forma perdurable la región y sus habitantes, así como también la cultura de la región, y generaron, también en comparación internacional, un importante paisaje cultural montano.  

Incluso hoy en día se puede sentir y experimentar la influencia de la minería en muchas áreas de la vida cotidiana. No sólo una gran variedad de testimonios materiales dan fe de su  influencia formativa, sino que también se puede apreciar en el cuidado de la cultura artesanal, las costumbres y tradiciones.

El reconocimiento del Paisaje Cultural Erzgebirge / Krušnohoří como Patrimonio Mundial de la UNESCO, pretendido, es una oportunidad única para conservar Erzgebirge como un paisaje cultural vivo y en evolución, de valor universal excepcional para el patrimonio de la humanidad, para dar a conocer la región en todo el mundo y darle nuevos impulsos de desarrollo.

Welterbe Montanregion Erzgebirge e.V.

c/o Wirtschaftsförderung Erzgebirge GmbH

Adam-Ries-Straße 16
09456 Annaberg-Buchholz

tel: (+49) 3733/145 0
fax: (+49) 3733/145 145
e-mail: kontakt@montanregion-erzgebirge.de